Anatomia Dentaria

ANATOMÍA DENTARIA

Estudia al diente como un ente aislado y como integrante del sistema estomatognático.
DIENTE: órgano duro, blanquecino, articulado con los alveolos dentarios de los maxilares a través de una articulación de tipo gonfosis.
Los dientes alineados en el arco dentario constituyen el sistema dentario.
De este sistema participan también: 

  • Maxilar superior e inferior
  • Músculos: faciales, masticadores y de la lengua
  • A. T. M.
  • Tejidos blandos ubicados alrededor: encías, mucosas, velo del paladar, glándulas salivales, etc.
  • Elementos vasculares y nerviosos


  •     Generalidades:

Diente: órgano duro, pequeño, de color blanco amarillento, dispuestos en forma de arco en ambos maxilares.” (Figun)


El diente está compuesto por 4 partes:
1.     Corona:
                a)       Clínica
                b)       Anatómica
2.     Cuello
3.     Raíz:
                a)       Ápice radicular
                b)       Foramen apical
4.     Cámara pulpar y conductos pulpares

      



Entre la corona y la raíz,  está la unión entre el esmalte y el cemento, que determina la línea cervical, denominado cuello anatómico.
Entre la corona clínica y la corona anatómica se ubica el cuello clínico, marcado por el borde libre de la encía. Esta línea puede estar a distinto nivel en la pieza dentaria, según la edad, estado de erupción o calidad y estado de la encía.



  •      Estructura de los dientes:

Presenta 3 tejidos duros:
       a)       Esmalte
       b)       Dentina
       c)       Cemento
Y uno blando:
       a)       Pulpa dentaria




Esmalte:
Se ubica cubriendo la porción coronaria.
 Deriva embriológicamente  del ectodermo. Al erupcionar está recubierto por otro tejido del mismo origen, la Membrana de Nasmyth o Cutícula dentis. El resto de los componentes deriva del mesodermo.
Corresponde al tejido más duro del cuerpo, debido a su porcentaje de material inorgánico, por lo mismo es muy frágil, siendo incapaz de soportar presiones sin fracturarse, por sí solo. Para resistir las fuerzas necesita de un soporte elástico, entregado por la dentina.
El espesor del esmalte varía en las diferentes zonas de las piezas dentarias, se va adelgazando a medida que se acerca a la línea cervical.
Está constituido por: 96% mat. Inorgánico;2,3 % de agua; 1,7 % de mat. Orgánico.

Dentina:
Se ubica en la segunda capa del diente, cubierto por el esmalte a nivel coronario y por cemento a nivel radicular. En un diente sano y normal, no debería estar en contacto con el exterior.
Circunscribe una cavidad donde se ubica la pulpa dentaria.
Su color es amarillento y le da el color a la pieza dentaria.
A nivel radicular, la dentina está protegida por otro tejido duro menos resistente que el esmalte, llamado cemento.
Está constituida por: 69% mat. Inorgánico; 13,5 % de agua; 17,5 % de mat. Orgánico

Cemento:
El cemento recibe la inserción dentaria del ligamento alveolodentario.
El espesor del cemento va disminuyendo a medida que se acerca al cuello dentario. En algunos casos, a nivel de la línea cervical, el espesor del esmalte y del cemento producen líneas de exposición dentinaria, quedando protegida solamente por la encía, haciendo que sea un punto débil que facilita la formación de caries cervicales.
Está constituido por: 46% de mat. Inorgánico; 32 % de agua; 22 de mat. orgánico

Pulpa_
Es un tejido blando constituido por elementos vasculares y nerviosos, necesarios para la función de la pieza dentaria.

  •     Periodonto:
Forma parte del parodonto de inserción, que está formado por:
       a)       Cemento
       b)       Cortical alveolar
       c)       Periodonto.
Este ligamento corresponde al medio de unión de la articulación alveolodentaria, y se extiende entre el cemento al alvéolo.
Está formado por fibras que permiten una movilidad normal a las piezas dentarias: intrusión-extrusión.
                                               

  •     Nomenclatura dentaria:

Las superficies dentarias son todas redondeadas, convexas o cóncavas.
Los dientes se pueden considerar con la forma de un cubo, que presenta por lo tanto 6 caras, orientadas en 6 direcciones.




1.     Cara vestibular:
Mira hacia el vestíbulo bucal, por lo que es una cara libre.
2.     Cara palatina – Cara lingual:
La cara palatina esta presente en las piezas dentarias superiores, miran hacia el paladar; es una cara libre. La cara lingual corresponde a la cara de los dientes inferiores que miran hacia la región lingual.
3.     Caras proximales:
Son aquellas que están en relación o mirando hacia las piezas vecinas. No son caras libres, a excepción de la cara distal de la última pieza presente en boca.
                a)       Cara mesial: si se acercan a la línea media.
                b)       Cara distal: si se aleja de la línea media.
4.     Cara cervical:
Se dirige hacia el cuello del diente, donde se encuentran la cara cervical de la corona y la raíz.
5.     Cara incisal:
Solo en la piezas anteriores (caninos  e incisivos). Corresponde al borde libre, cortante, del diente. Puede ser un borde lineal o dos vertientes.
6.     Cara oclusal:
Es la superficie triturante de premolares y molares.
       Las caras incisal y la oclusal toman contacto con el diente antagonista.
7.     Zona apical:
Corresponde al vértice de la raíz.

Al estar articuladas las piezas dentarias entre sí forman el arco dentario, fuertemente convexo hacia vestibular.
Para que esto sea posible, las caras vestibulares deben ser más amplias que las linguales o palatinas, siempre conservando un contacto entre las piezas.


  •    Funciones de las piezas dentarias:

1.     Función Digestiva:
El sistema dentario interviene directamente en la masticación, con lo que facilita la deglución.
       Los incisivos cortan el alimento.
       Los caninos desgarran el alimento
       Premolares y molares trituran y muelen el alimento al enfrentarse con sus homólogos.

En esta etapa es importante la integridad de los dientes, de la ATM y las estructuras de soporte de las piezas dentarias: ligamento y alvéolo dentario (periodonto). El periodonto es un medio de unión capacitado para soportar fuerzas; la intensidad de la fuerza que soporte depende del tipo de alimento que debe ser fragmentado; su inflamación se conoce como periodontitis.
Hay un reflejo que produce secreción salival frente a cualquier elemento extraño en la boca.
En la masticación también participan la lengua y mejillas para ubicar el alimento en las piezas dentarias; una parálisis de los buccionadores produce acumulación de alimentos en el vestíbulo bucal.
Además intervienen los labios, que impiden la salida del alimento e intervienen en la prehensión; y el velo del paladar, que impide que el alimento pase se dirija hacia la nasofaringe o a las fosas nasales.


Las piezas dentarias también intervienen en la etapa siguiente de la masticación, la deglución, ya que  ayudan a estabilizar la mandíbula. Esto se hace posible por la actividad de los músculos masticadores. Al estar la mandíbula cerrada, los masticadores la fijan para que puedan actuar los músculos suprahioideos elevando  el  hioides y con ello la faringe, para recibir el alimento desde la cavidad bucal. La estabilidad de la mandíbula se consigue con las piezas dentarias en oclusión.

2.     Función Fonética:
En esta función participan tanto los dientes como el paladar, la lengua y los labios. En conjunto forman el aparato modulador de la voz.
Junto con la laringe conforman el aparato fonoarticulatorio.
Las piezas dentarias participan en la pronunciación de algunas consonantes:
       F: labio inferior se apoya en el borde incisal del incisivo superior.
       T: la punta de la lengua se apoya en la cara palatina del incisivo superior
       V: el labio inferior se apoya en el borde incisal de los incisivos centrales superiores.
       Z: la lengua entre el borde incisal superior e inferior.
       S: la ausencia de las piezas dentarias produce un sonido diferente, ya que la columna de aire sale por una abertura ancha

3.     Función estética:
Los dientes son punto de apoyo de estructuras blandas, como mejillas y labios.
La ausencia de piezas dentarias  produce variaciones en los rasgos faciales, disminuyendo y alterando las proporciones faciales.
La ausencia de dientes en ambas arcadas, hace que el maxilar inferior sobrepase al superior.
La mala posición de las piezas dentarias afectan la estética (caninos encaramados).
La caída prematura de piezas dentarias temporales hacen que se detenga el crecimiento de los maxilares, con lo que disminuye el espacio para las piezas permanentes (y puede no coincidir la línea media).



  •     Relaciones interdentales
       a)       Relaciones interproximales
       b)       Relaciones interoclusales

a)    Relaciones  interproximales


Se establecen entre 2 piezas dentarias vecinas de un mismo arco. Contactan las caras proximales, dando origen a un punto o área de contacto.
Cuando están separadas, se llama diastema.

         

El punto de contacto, impide que el alimento golpee directamente la papila gingival y produzca, primero una gingivitis y luego una periodontitis traumática, que puede conducir a la pérdida de estabilidad de la pieza dentaria (esto sucede cuando falla el punto de contacto por una caries o por una rehabilitación mal hecha). El punto de contacto protege la encía y con ello la integridad del hueso y periodonto.
Su ubicación es más incisal y vestibular en las piezas anteriores, y levemente más cervical en las posteriores.
La actividad masticatoria fisiológica transforma paulatinamente el punto de contacto en una superficie o área de contacto.
Desde el punto de contacto hacia cervical se encuentra el espacio interdentario, triangular, ocupado por la papila gingival.


 
Desde el punto de contacto hacia oclusal se ubica un espacio denominado surco interdentario, generalmente ocupado por la cúspide del antagonista; por este surco se desliza el alimento triturado.

Desde el punto de contacto hacia las caras libres se ubican las troneras, que permiten que el alimento se deslice hacia vestibular o linguae
La tronera lingual o palatina es más amplia que la vestibular, debido a la convergencia de ambas caras proximales hacia palatino.
    


b)    Relaciones Interoclusales
Contacto entre 2 piezas dentarias de distintos arcos, lo que se efectúa a través de sus caras oclusales.


Para que se efectúe un contacto, las superficies dentarias cuentan con elevaciones o cúspides de apoyo que se ponen en contacto con depresiones o facetas del antagonista. En las piezas superiores las cúspides de apoyo son las palatinas y en las inferiores, las vestibulares.
               Esta posición de contacto determina la dimensión vertical de la cara.
A partir de la dimensión vertical de la cara se generan los movimientos de deslizamiento entre las caras oclusales de las piezas inferiores sobre las superiores gracias a la ATM.
  



Dra. Soledad Gonzalez M.
U.S.S.


1 comentario: